fbpx

El músculo supraespinoso es uno de los cuatro músculos que componen el manguito rotador del hombro. Sus funciones principales son las de estabilizar la articulación glenohumeral y abducir el hombro. Se encuentra ubicado en la fosa supraespinosa de la escápula y se termina insertando en el troquiter, en la parte superior del brazo.

Las lesiones del tendón del supraespinoso son bastante comunes, especialmente en personas que realizan actividades que requieren movimientos repetitivos del hombro, como deportistas o trabajadores que realicen gestos por encima de la cabeza.

El principal síntoma que refiere un paciente con afectación de este tendón es el dolor, normalmente ubicado en la cara anterior y superior del brazo pudiéndose irradiar hacia la cara lateral. El dolor suele ser profundo y empeora con las elevaciones y rotaciones del brazo. Como consecuencia del dolor, la funcionalidad también empeora, produciéndose debilidad muscular.

Las lesiones más habituales, en la región del hombro, por las que nuestros pacientes acuden a consulta son las tendinopatías del tendón supraespinoso, roturas de este mismo o bursitis subacromial (inflamación de una pequeña bolsa que se encuentra entre el tendón y el acromion).

Para determinar si existe una afectación del tendón o bursa subacromial necesitamos una prueba de imagen, en este caso la ecografía sería nuestra primera elección, puesto que nos permite observar el complejo articular del hombro de manera instantánea y dinámica.

En cuanto al tratamiento en Clínica de Fisioterapia Evolution tenemos las herramientas terapéuticas para abordar tu lesión (Terapia manual, diatermia, neuromodulación…). Además existe una gran evidencia científica que respalda que el ejercicio terapéutico bien estructurado es efectivo en la mejora del dolor y funcionalidad de esta patología frente a la opción quirúrgica.

Si tienes dudas sobre tu dolor de hombro y necesitas una valoración acude a nuestro centro, situado en Alcalá de Henares, y estaremos dispuestos a ayudarte.

Llámanos